¡Oferta!

Huawei Matebook X

$1,700.00 $1,650.00

Compare

Descripción

Marca Huawei
Modelo MateBook X
Tipo Portátil
Dimensiones 28,6 x 21,1 x 1,25 cm
Peso 1,05 kg
Fecha de lanzamiento 2017-05-23 00:00:00
Sistema Operativo Windows 10
Procesador Intel Core i5-7200U / i7-7500U de 7ª generación
Memoria RAM 8 GB
Disco duro 256 / 512 GB
Tarjeta gráfica Intel HD Graphics 620
Tamaño de pantalla 13
Resolución de pantalla 2.160 x 1.440
Batería 41,4 Wh (5.449mAh@7.6V)

Huawei se atreve con los ordenadores portátiles

Huawei no solamente fabrica móviles. La compañía también ha lanzado relojes inteligentestablets e incluso convertibles dos-en-uno, todo ello sin olvidarse de lanzamientos de smartphones de la talla del Huawei P10, el Huawei P10 Plus o el más asequible Huawei P8 Lite (2017). En medio de todo ese catálogo, la compañía asiática ha decidido aventurarse lanzando su primer ordenador portátil: el Huawei MateBook X, al que en este análisis vamos a conocer mucho más a fondo.

El MateBook X es el primer ordenador portátil de Huawei, y lo hemos probado a fondo

El Huawei MateBook X no es ni un convertible, ni una tablet con teclado ni mucho menos ningún tipo de 2-en-1: es un ordenador portátil puro y duro, tal y como lo pueden ser el MacBook de Apple, el ZenBook 3 Deluxe o el Surface Laptop, por mencionar algunos ejemplos. Es un portátil muy delgado (tiene tan solamente 12,5 milímetros de grosor), y muy ligero (pesa 1,05 kilogramos), pero a fin de cuentas es un portátil de los de toda la vida.

Dejando a un lado su diseño, al que desde luego dedicaremos un repaso a fondo más adelante, este MateBook X de Huawei incorpora una pantalla de 13 pulgadas, un procesador Intel Core i5/i7 de 7ª generación (i5-7200U/i7-7500U), Windows 10, hasta 512 GB de espacio en el disco duro y una batería con 5.449 mAh de capacidad.

Huawei se ha lanzado de lleno al mercado de los ordenadores

Pese a que el mercado de los ordenadores lleva mucho tiempo de capa caída, está claro que Huawei ha debido ver un hueco en el saturado catálogo de alternativas de portátiles con Windows 10 para el mercado de consumo. La compañía ha decidido apostarlo todo al diseño, que es con diferencia la característica más llamativa del portátil de Huawei.

Las malas lenguas ya se han aventurado a decir que estamos ante uno de los mejores exponentes de las alternativas con Windows al MacBook, situando este modelo por delante de competidores como el Dell XPS 13, el Lenovo ThinkPad X1 o el HP Spectre X360, todos ellos pertenecientes a compañías que acumulan ya muchos años de experiencia de fabricar PCs a sus espaldas. Por lo tanto, el listón está muy alto.

El MateBook X de Huawei entra por los ojos. Cuando lo ves por fuera puede parecer un ordenador portátil normal y corriente, desde luego mucho más delgado (12,5 milímetros, recordemos)que la gran mayoría de alternativas de la competencia, pero con la tapa cerrada no tiene nada especialmente llamativo que te haga quedarte sorprendido por su diseño. Por fuera, el MateBook X presenta una carcasa metálica completamente lisa en la que lo único que llama la atención es el logotipo de Huawei. Pero es una vez lo abres cuando descubres lo que hace tan especial a este ordenador.

Los marcos de la pantalla tienen un ancho de tan solamente poco más de cuatro milímetros

Lo primero, la pantalla. Los marcos de la pantalla son muy, muy delgados (4,4 mm de grosor), tan delgados que hacen que un MacBook Pro parezca incluso anticuado si se comparan frente a frente los marcos que acompañan a las pantallas de uno y otro. En el MateBook X, la pantalla ocupa un 88%del frontal, lo que quiere decir que prácticamente todo el frontal está aprovechado por el panel que da vida a la pantalla. Este panel, por cierto, es IPS y está protegido por una capa de Corning Gorilla Glass(aunque no se especifica si es Gorilla Glass 3Gorilla Glass 4 o Gorilla Glass 5).

El diseño es, con diferencia, la característica más llamativa del Huawei MateBook X

Dejando a un lado la pantalla, de la que hablaremos mucho más a fondo más adelante, echemos ahora un vistazo al resto del diseño. Antes de que lo descubráis por vosotros mismos viendo las fotografías del Huawei MateBook X que acompañan a esta review, la versión que nos ha tocado en nuestra prueba no traía la letra “ñ” en el teclado. Es algo fácil de solventar si se configura el idioma en español en el teclado de Windows, y más fácil todavía si se compran las pegatinas de un teclado en español, pero eso es lo de menos: a España llegará la versión que trae la tecla “ñ”, confirmado por Huawei.

Probamos el Huawei MateBook X

Más allá de ese detalle, si miramos desde abajo hasta arriba el teclado de este portátil lo primero que veremos es que el touchpad ocupa un espacio bastante generoso en la superficie (alrededor de 11 centímetros de ancho por unos seis centímetros de alto, lo que quiere decir que es igual de ancho y un poco más corto de altura (dos cm de diferencia) que el touchpad del MacBook Pro). Es un touchpadbastante cómodo, y Windows es muy personalizable al respecto de la sensibilidad de esta superficie, por lo que es muy sencillo dejarlo configurado exactamente a nuestro gusto.

El teclado del ordenador portátil de Huawei

Si avanzamos con la mirada hacia arriba, lo siguiente que tendremos delante de nuestros ojos es el teclado. Es un teclado cuyas teclas tienen un recorrido corto y firme, muy en la línea de la experiencia que ofrece el teclado del MacBook Pro. Es de esos teclados en los que uno se siente muy cómodo escribiendo a los pocos minutos de uso, pero la gran queja que le ponemos es el diseño de la tecla Enter: acostumbrados como estamos a teclas Enter con diseño vertical, en el día a día se hace un poco complicado acertar a pulsar la tecla de Enter de Huawei, la cual tiene un diseño horizontal.

Dejando a un lado esa cuestión, que no deja de ser un detalle más bien relacionado con las costumbres de uso de cada uno que con otra cosa, también es interesante mencionar que este teclado tiene retroiluminación (configurable en tres niveles diferentes), y dispone de dos luces adicionales (en forma de un pequeño LED de color blanco) que se encuentran en las teclas de Mayúsculas y Fn.

El botón de Encendido también hace la función de lector de huellas

Para ir terminando el repaso de esta parte del diseño del Huawei MateBook X, tan solamente nos queda por hablar del botón de encendido que hay a la derecha del altavoz. Puede parecer un botón normal y corriente, pero en realidad esconde en su interior un lector de huellas dactilares. Tal y como era de esperar sabiendo la buena fama que tiene Huawei con los lectores de huellas de sus móviles, en este portátil el lector dactilar no decepciona, y reconoce nuestra identidad en un abrir y cerrar de ojos.

Han sido muchos los fabricantes que alguna vez han decidido dotar sus equipos portátiles de un lector de huellas, pero la solución de Huawei de poner este lector en el propio botón de encendido -y no debajo del teclado, por ejemplo- es bastante inteligente, ya que para encender el portátil siempre deberemos pulsar el botón de encendido y, mientras lo estemos haciendo, el equipo identificará nuestra huella sin necesidad de que tengamos que realizar ningún otro paso adicional.

Al amplio catálogo de móviles de Huawei se le suma ahora un portátil con Windows 10

Pero hasta esta parte del análisis del Huawei MateBook X no hemos hecho más que hablar del diseño de una forma objetiva, y ya es hora de que demos nuestras opiniones más personales. El diseño de este equipo llama mucho la atención a primera vista, y aunque nos hubiera gustado probar otro color diferente al que nos ha tocado (nos ha llegado el rosa oro, y hay otras dos versiones: plata y oro), no podemos más que dedicar buenas palabras al aspecto de este portátil.

Todo el diseño de este Huawei MateBook X llama la atención por lo delgado de su grosor

En cualquier caso, una cosa es el aspecto, y otra la calidad de los acabados. El MateBook X es sorprendentemente ligero (pesa tan solamente 1,05 kilogramos), y no hay que equivocarse pensando que por su reducido peso transmite sensación de fragilidad en las manos: al contrario, este portátil de Huawei se siente muy robusto, no emite ningún sonido extraño al manejarlo de un ángulo a otro y, por encima de todo, la bisagra de la pantalla transmite sensación de calidad.

Ya que hablamos de la pantalla, ¿por qué no dedicamos algunas palabras a esta característica antes de seguir con la prueba? La pantalla es, junto al diseño, otra de las grandes señas de identidad de este portátil de la gama MateBook.

Pantalla: simplemente espectacular

La pantalla es otra de las características llamativas del Huawei MateBook X

De los delgados marcos que rodean a la pantalla delHuawei MateBook X ya hemos hablado bastante en el anterior apartado, así que ahora toca echar un vistazo a lo que ofrece la propia pantalla. Estamos hablando de un ordenador portátil de 13 pulgadas, con panel IPS y una resolución establecida en los2.160 x 1.440 píxeles. De todos los detalles más técnicos de la pantalla, quedémonos tan solamente con tres datos: el brillo es de 350 nits, el contraste tiene una relación de 1.000:1 y la gama de color cubre el 100% del espectro sRGB.

La del MateBook X es una de esas pantallas que desde el primer momento impresiona por sus colores. La imagen se muestra muy viva, y utilizar este equipo con el brillo al máximo en interiores es una verdadera gozada: los ángulos de visión abarcan prácticamente cualquier posición en la que nos podamos situar (a medida que nos movemos se pierde algo de brillo, pero la imagen se sigue viendo perfectamente), e incluso con el brillo al 50% sigue siendo posible visualizar sin problemas la pantalla en interiores.

Huawei MateBook X Microsoft Surface Laptop Samsung Galaxy Book (12) Lenovo Thinkpad X1 Carbon (2017) MacBook (12″)
Tamaño pantalla 13″ 13,5″ 12″ 14″ 12″
Resolución 2.160 x 1.440 píxeles 2.256 x 1.504 píxeles 2.160 x 1.440 píxeles Hasta 2.560 x 1.440 píxeles 2.304 x 1.440 píxeles
Brillo 350 nits +-360 nits +-350 nits 300 nits +-350 nits
Tipo de panel IPS PixelSense (IPS) Super AMOLED IPS IPS

Desde el punto de vista multimedia, estamos hablando de un equipo en el que es posible disfrutar de películas y series con una altísima calidad. El panel IPS rinde muy bien cuando de mostrar imágenes en alta resolución se refiere, y aunque en interiores a oscuras es fácil llegar a apreciar alguna que otra fuga de luz en los fondos negros (o más que fuga de luz, algún rastro de iluminación en zonas que deberían estar a oscuras), la experiencia de ver una película en este dispositivo tan solamente se puede calificar de notable para arriba.

Pantalla del MateBook X

Pero cuidado: quizás ya os hayáis dado cuenta de ello a primera vista, pero esta pantalla no tiene un formato “convencional”: tiene formato 3:2, lo que quiere decir que es un poco más alta de lo que lo sería una pantalla de 16:9 (pero, al mismo tiempo, no tan alta como lo sería una pantalla de 4:3). Este detalle se traduce en una cosa: el 99% de los vídeos que reproduzcamos se mostrarán con unas (pequeñas) franjas encima y debajo de la imagen.

El 3:2 frente a los demás formatos de pantalla que hay en el mercado

El detalle del formato de la pantalla es el precio a pagar que han traído consigo las nuevas pantallas sin bordes que han empezado a inundar el mercado de la tecnología. Lo mismo ha pasado con móviles como el Samsung Galaxy S8: a cambio de esos marcos de pantalla tan pequeños, y a fin de ofrecer más pantalla en menos espacio, a los surcoreanos no les quedó más remedio que pasarse a la relación de 18,5:9.

Más allá de las franjas que puedan aparecer encima y debajo de la imagen en los vídeos, el formato 3:2 no es en absoluto un inconveniente por sí mismo: es un formato mucho más cómodo de cara a trabajar en el ordenador, y aunque resulta mucho más útil en los dispositivos tipo tablet (por eso de que permiten consumir contenidos con la pantalla en vertical de una forma más natural), bienvenido sea también en este tipo de equipos.

Así es la experiencia de trabajar con el Huawei MateBook X

¿Y a la hora de trabajar, supone algún inconveniente una resolución de pantalla 2K como la de este equipo? Windows no solamente permite elegir entre diferentes resoluciones para la pantalla (además de la 2.160 x 1.440 que viene por defecto, tenemos muchas otras resoluciones más bajas disponibles), sino que también existe la opción de modificar la escala del texto para que el contenido se muestre un poco más grande (o un poco más pequeño). Por lo tanto, la elevada resolución de la pantalla no supone ningún inconveniente para todo aquel que quiera trabajar con este MateBook X.

Dado que estamos hablando de un equipo de alta gama, no podíamos dejar pasar la oportunidad de someter al MateBook X de Huawei a una prueba a fondo en nuestros laboratorios. Decidimos conocer un poco más a fondo la calidad de la pantalla, en la cual recordemos que Huawei presume de características tales como el 100% de color en el gamut sRGB o un brillo de hasta 350 nits, y los resultados que hemos obtenido han sido muy interesantes.

Prueba del rango de color gamut sRGB del MateBook X

Efectivamente, el rango de color de la pantalla abarca una cifra muy próxima al 100% del gamut sRGB del que presume la compañía. Por otra parte, también hemos probado a analizar la forma en que está repartido el brillo de la pantalla de este ordenador, para ver si es uniforme a lo largo y ancho de todas sus 13 pulgadas o si pierde iluminación a medida que nos alejamos del centro de la imagen.

El brillo de la pantalla del MateBook X

Tal y como se puede ver en la representación de los resultados que nos arrojó el luxómetro, el brillo de la pantalla está repartido de una forma bastante uniforme por todo el panel. Las diferencias que existen entre las secciones de la pantalla no son en absoluto significativas en la realidad, por lo que el resultado de esta prueba confirma las buenas sensaciones que nos ha transmitido este panel mientras lo estábamos probando.

Puertos: el delgado diseño tiene un precio

Este portátil tiene tan solamente tres puertos: dos USB de Tipo-C y un minijack

Los fabricantes de PCs portátiles con Windows ya han conseguido alcanzar diseños delgados, de buena calidad y con un buen aspecto a primera vista en sus equipos, pero lo han hecho a cambio de aplicar importantes recortes en las conectividades físicas. Parece que no hay elección: si quieres un portátil con un buen diseño, tienes que renunciar a prácticamente todas las conectividades. Y de eso no se libra ni siquiera este Huawei MateBook X.

En este dispositivo tenemos en total tan solamente tres puertos físicos: dos salidas USB de Tipo-C (no tienen la tecnología de Thunderbolt 3, además de que solamente se puede utilizar el puerto de la izquierda para cargar la batería) y una salida minijack de audio. Y ya está: no hay absolutamente nada más. Los 12,5 milímetros de grosor tienen un precio.

Entonces, ¿qué ocurre si quieres conectar un ratón con cable USB -sin utilizar un adaptador-, un cable Ethernet o una memoria externa tipo pendrive al MateBook X? En ese caso entran en juego los famosos dongles, lo que a todas luces parece ser el futuro inevitable que le espera a nuestros dispositivos. Estamos hablando de los adaptadores, cuyo uso en un dispositivo que tan solamente tiene dos puertos útiles se hace simplemente imprescindible.

En nuestra unidad del MateBook X, Huawei incluía en la caja del ordenador un adaptador que, para nuestra desgracia, no es tan completo -pero sí es más pequeño, mucho más pequeño- como lo fue en su día Huawei MateDock: se trata del MateDock 2, un adaptador bastante más sencillo (modelo AD11) que incluye un puerto USBun puerto USB de Tipo-Cun puerto HDMI y un puerto VGA. El otro adaptador, el del año pasado, traía -entre otros- un puerto Ethernet y no uno, sino dos puertos USB (además, 3.0).

El adaptador que viene con el ordenador

La ausencia de puertos físicos no es en absoluto un problema específico de los nuevos MateBook, sino que se trata de una tendencia de lo más habitual a la que muy pocos fabricantes no se han subido todavía. Y los usuarios no tenemos salida: si queremos PCs con diseños ultra-delgados, debemos aceptar llevar siempre con nosotros un adaptador allá donde vayamos.

Rendimiento: con un Intel Core i5 por bandera

En nuestra versión, este ordenador venía con un procesador Intel Core i5

Los portátiles de la gama Huawei MateBook Xestarán oficialmente disponibles en las tiendas con diferentes modalidades de rendimiento, pero la unidad que nosotros hemos probado incorpora la combinación que más se acerca a lo que probablemente van a demandar la mayoría de los usuarios que decidan adquirir este equipo: un procesador Intel Core i5 (de séptima generación, modelo 7200U, ni el más potente ni el más sencillo de la gama), 4 GB de RAM (aquí habrá quien prefiera subir hasta los 8 GB) y 256 GB de SSD.

Pese a que esa es la combinación “estándar”, no podemos obviar el hecho de que oficialmente este equipo también se puede configurar con un procesador Intel Core i7 (7500U), hasta 8 GB deRAM (LPDDR3) y hasta 512 GB en la SSD. En todas las versiones, la tarjeta gráfica (integrada, por supuesto) no es nada del otro mundo: una Intel HD Graphics 620.

Hechas las presentaciones, vayamos directos al veredicto: pese a que todo funciona de forma fluida, en el fondo se nota que al MateBook X le pesa un poco el lastre de la sencilla configuración de su rendimiento. Es uno de esos equipos que a primera vista no tiene problemas en moverse con soltura en las tareas cotidianas, pero a poco que le aprietes un poco las tuercas, se nota que no es un modelo que vaya a destacar por su rendimiento.

¿En qué tareas funciona bien este equipo? Ni siquiera un devorador de recursos como Chrome le supone problemas al portátil de Huawei para moverse con soltura por las pestañas, y en las tareas más cotidianas (incluyendo también tareas de trabajo ofimático) no podemos destacar ninguna queja. Todo funciona como debería funcionar en un dispositivo de este calibre.

Pero, al mismo tiempo, en las tareas en las que este equipo funciona no tan bien son aquellas en las que -por ejemplo- el mismo Chrome le pide al procesador el máximo de su rendimiento: en un lector de feeds, por ejemplo, se puede notar que al hacer scroll entre cientos de titulares al portátil le cuesta mantener la fluidez, y la página acaba dando pequeños saltos que evidencian la falta de un mayor rendimiento. Esos detallitos son los que nos hacen poder decir que este portátil no está en absoluto pensado para un uso exigente.

Dejando a un lado las sensaciones, echemos un vistazo a los números puros y duros de este Huawei MateBook X. Empecemos por el SSD: en una prueba que hicimos con el programa AS SSD Benchmark, el disco de este portátil logró unas velocidades secuenciales (con un fichero de 1 GB) de 1.043,01 MB/s de lectura y 272,16 MB/s de escritura. En la misma prueba de CrystalDiskMark 5, por su parte, este equipo ha alcanzado los 1.273 y 617,4 MB/s de velocidad, respectivamente.

En las demás pruebas de rendimiento, aquellas en las que se pone a prueba todo el potencial de este ordenador, hemos comprobado que la puntuación que alcanza este equipo en PCMark 10 (v1.0) es de 2.952 puntos, mientras que en 3DMark logra los 761 puntos (en la prueba de Fire Strike v1.1). Podéis ver más pruebas de rendimiento de este ordenador en la galería que tenéis adjunta encima de este párrafo.

El MateBook X no tiene ventiladores

Un detalle que hemos omitido en los anteriores apartados, y que le viene que ni pintado a esta parte del análisis, es que el Huawei MateBook X no tiene ventiladores. Por más que analicemos su diseño no veremos ni rastro de los orificios que en cualquier otro portátil corresponderían al ventilador, ya que todo el calor se expulsa a través de diferentes soluciones de disipación.

Entonces, ¿se calienta este equipo en el día a día? Depende del uso: si estamos trabajando con Chrome, entonces no, no se calienta en exceso; si en cambio estamos trabajando con el cargador conectado, o con algún programa exigente, entonces sí que notaremos que la carcasa empieza a subir de temperatura. Y más en los meses de verano.

Touchpad: está bien, pero hay detalles por pulir

Así es el touchpad que incorpora este equipo

Antes de seguir con nuestras opiniones del Huawei MateBook X, merece la pena que hagamos una pausa para hablar un poco más a fondo del touchpad. Si eres de los que lo primero que hace cuando utiliza un ordenador portátil es conectar un ratón externo, entonces te puedes ahorrar este apartado y saltar rápidamente a la siguiente parte de la review; si en cambio acostumbras a trabajar con la superficie táctil que traen los portátiles, en ese caso es probable que te interese este análisis más a fondo del touchpad.

El touchpad del Huawei MateBook X

El touchpad del primer ordenador portátil de Huawei se merece un notable alto: es bastante preciso siguiendo el movimiento de nuestro dedo por su superficie, y hay tan solamente un único detalle que no nos ha terminado de gustar: a diferencia del MacBook Pro, en cuyo touchpad para seleccionar un texto puedes pulsar incluso en la parte que más alejada se encuentra del centro, en el MateBook no es así y hay un espacio del touchpad(lo tenéis destacado en la imagen) en el que la superficie sí reconoce los movimientos del dedo,pero no las pulsaciones.

Es un detalle menor, pero es una de esas cosas que, sin notarse a primera vista, tarde o temprano vas a descubrir en cuanto pases unas pocas horas utilizando este ordenador.

Por todo lo demás, el touchpad es más que decente, y recordad que en estos ordenadores desde los ajustes del sistema operativo siempre es posible cambiar valores tales como la velocidad del cursor o la sensibilidad del panel táctil, así como también existe la opción de activar/desactivar los diferentes gestos que permite de forma nativa Windows 10.

Sistema operativo: Windows 10 con toques de Huawei

Así es la interfaz de este MateBook X

En un ordenador portátil con sistema operativo Windows 10, normalmente poca personalización por parte del fabricante nos vamos a encontrar en la interfaz. En este MateBook X, cuando encendamos la pantalla por primera vez veremos que el equipo trae instalado de fábrica el sistema operativo Windows 10 en la versión Home de 64 bits (aunque concretamente nuestra unidad venía con la versión Pro.

De todos los programas que trae instalados de serie el portátil MateBook de Huawei, hay dos que se merecen una mención especial: el de MateBook Manager, que permite administrar desde un mismo centro de control diferentes aspectos del ordenador (consumo de batería, drivers, copias de seguridad, etcétera); y el de Dolby Atmos Sound System, que incluye un completísimo panel de control de todo lo relacionado con el apartado de sonido -firmado nada menos que por el sello de Dolby Atmos, ojo- de este equipo.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No hay más ofertas para este producto!

Consultas generales

Aún no hay consultas.